.post-title { text-shadow: #6374AB 10px -10px 3px; }

miércoles, 8 de agosto de 2012

Tyler.

Esta semana Tyler les ha dicho:
—Comprad una pistola.
Tyler le dio a un tío las Páginas amarillas y le ordenó que arrancara un anuncio. A
continuación, le pasó el listín a otro tío. Cada uno debía ir a un lugar diferente a comprar la
pistola o a hacer uso de ella.
—Aquí tengo una pistola —dijo Tyler sacando una del bolsillo del abrigo—: dentro de
dos semanas cada uno de vosotros deberá tener una pistola de un tamaño similar al de ésta y
tendrá que traerla a la reunión.
»Lo mejor será que la paguéis al contado —dice Tyler—. En la siguiente reunión
intercambiaréis las pistolas y denunciaréis el robo de la que comprasteis.
Nadie preguntó nada. No hacer preguntas es la primera regla del Proyecto Mayhem.
Tyler hizo circular la pistola. Era muy pesada para ser tan pequeña, como si algo
gigantesco, una montaña o una estrella, se hubiera hundido y derretido para dar forma a aquel
objeto. Los miembros del Comité la cogían con dos dedos. Todos querían preguntar si estaba
cargada, pero la segunda regla del Proyecto Mayhem es no hacer preguntas.
Tal vez estuviera cargada, tal vez no. Tal vez no nos quedara otro remedio que asumir lo
peor.
—Las pistolas —dijo Tyler— son sencillas y perfectas. Sólo hay que apretar el gatillo.
La tercera regla del Proyecto Mayhem es no poner excusas.
—El gatillo —dijo Tyler— libera el martillo y el martillo percute encendiendo la
pólvora.
La cuarta regla es no mentir.
—La explosión libera la bala por la apertura del casquillo y el cañón de la pistola encauza
la pólvora y el impulso de la bala en una sola dirección —continuó Tyler—, igual que el
hombre-cañón, igual que el misil saliendo del mortero, igual que tu esperma.
Cuando Tyler inventó el Proyecto Mayhem, Tyler decía que al Proyecto Mayhem no le
concernía lo que le pasara al resto del mundo. A Tyler no le importaba si alguien resultaba
herido o no. El objetivo era enseñar a todos y cada uno de los miembros del proyecto que tenían
poder para controlar la historia. Cada uno de nosotros puede hacerse con el control del
mundo.
 
HTML,BODY{cursor: url("http://downloads.totallyfreecursors.com/cursor_files/orgglithandwriting.ani"), url("http://downloads.totallyfreecursors.com/thumbnails/orgglithandwriting.gif"), auto;}